Sí, has leído bien ... ¡ zumo de aceituna !

Así es como me gusta llamar a un aceite de oliva de la máxima calidad. Zumo de aceituna.

El cuidado del olivar durante todo un año, la esmerada recogida de sus frutos y la recepción y el paso de éstos por una impoluta almazara dan como resultado mucho más  que un "simple aceite" ...

 

Es en estos casos cuando la aceituna nos regala fragantes zumos, fuentes no sólo de una grasa saludable sino también de una experiencia sensorial inigualable: aromas frescos, notas de amargor y picante a modo de especias...

Estos zumos son mi inspiración.

Contacto

Contacto